El reto

Durante el trabajo de investigación para una empresa fabricante de tiradores de cerveza del sector horeca, que llevó al reposicionamiento de la misma, llegó el momento de abordar su portfolio de productos. Analizándolo en profundidad nos dimos cuenta que, por su gran potencial, debíamos impulsar la línea de surtidores personalizados para marcas cerveceras dotándola de una identidad y personalidad diferenciada del resto de la oferta comercial.

Solución

Así pues, se decidió crear una unidad de negocio independiente especializada en surtidores personalizados bajo una nueva marca que se apoyaría en la reputación y la propuesta de valor de la marca madre. Esta área de negocio permitió ampliar la tipología de clientes y competir de tú a tú con otros fabricantes que también ofrecían tiradores de cerveza brandificados para marcas de cerveza.

Construimos la marca desde cero, considerando las necesidades reales del target y diferenciándola de los competidores que habíamos analizado previamente. Nos ocupamos de toda la estrategia de branding y desarrollamos los principales elementos de la identidad visual y textual (logotipo, naming, eslogan de marca, guía de tono de voz) siguiendo las directrices de la plataforma de marca. Finalmente culminamos el planteamiento estratégico con una brand idea a partir de la cual construimos el relato de la marca y definimos los mensajes clave.

Tácticamente, nos ocupamos de activar la marca en cada uno de los puntos de contacto con sus públicos (profesionales de la restauración, marcas cerveceras y consumidores de cerveza). En este aspecto, desarrollamos la comunicación en medios off-line y digitales creando todo tipo de piezas y campañas: páginas web, dossier corporativo, fichas de productos, vídeos de producto, e-mailing, redes sociales, diseño de estands para ferias internacionales del sector, etc.